Audiencia del Papa de este 26 de junio de 2024

Escrito el 26/06/2024
Pablo Ambrosio


El Papa Francisco aborda el abuso de drogas en la Jornada Mundial contra el Tráfico Ilícito

En el marco de la Jornada Mundial contra el Abuso y el Tráfico Ilícito de Drogas, el Papa Francisco dedicó su catequesis de la audiencia general de hoy, 26 de junio, en la Plaza de San Pedro, a esta problemática social. La jornada, establecida por la ONU en 1987, lleva el lema “Las pruebas son claras: hay que invertir en la prevención”.

El pontífice inició su reflexión con una lectura de la Primera Carta a los Corintios: “Todas las cosas me son provechosas. Sí, pero no todo es lícito”. Subrayó que el cuerpo es para el Señor y no para la inmundicia, destacando la importancia de no ser dominados por nada.

**Dignidad humana y combate al tráfico**

Francisco recordó que cada persona tiene la dignidad de hijo de Dios, afirmando que el consumo de drogas daña a toda la comunidad. Citando al Papa Juan Pablo II, enfatizó que es crucial prestar atención a cada individuo implicado en el uso de drogas, comprendiendo y sanando sus historias personales.

El Papa citó a Benedicto XVI, instando a los traficantes a reflexionar sobre el daño que causan, calificándolos de “asesinos” y subrayó la necesidad de erradicar la producción y el tráfico de drogas. Rechazó la idea de liberalizar el consumo de drogas, argumentando que esto solo aumenta el uso y las tragedias relacionadas.

Prevención y compromiso global

El Papa señaló la prevención como la principal vía para combatir el consumo de drogas. Basándose en sus viajes y experiencias personales, elogió a las comunidades de recuperación inspiradas en el Evangelio y los esfuerzos de diversas Conferencias Episcopales para promover legislaciones justas y políticas de tratamiento y prevención.

Mencionó iniciativas como la Pastoral Latinoamericana de Acompañamiento y Prevención de Adicciones (PLAPA) y el encuentro de obispos de África austral sobre el empoderamiento juvenil. El Papa hizo un llamado a no permanecer indiferentes ante la trágica situación de la drogadicción y el escándalo de la producción y tráfico ilícitos.

Oración y acción

El Pontífice concluyó exhortando a actuar con proximidad, siguiendo el ejemplo de Jesús, para aliviar el dolor y levantar a quienes caen en la esclavitud de la droga. Invitó a la oración por la conversión de los traficantes, reiterando que son criminales y asesinos.